Un debate con muy poca energía

El de ayer fue el debate de los ausentes. Porque no estuvieron ante las cámaras ni Vox, al que los medios asignan 30 diputados en el próximo parlamento; ni los nacionalistas, al que los mismos medios asignan otros 30. El partido que lidera Santiago Abascal obtendrá menos asientos (probablemente bastantes menos) de los que le auguran; y, en la otra orilla, los nacionalistas sin embargo se quedarán muy cerca de ese guarismo (obtuvieron 25 en las generales del 16 y el diario El País les pronosticaba, ayer, hasta 29 escaños). Ah, por cierto, la energía, el asunto que nos ocupa, también estuvo… ausente.